viernes, diciembre 08, 2006

Sobre el Barça, Ronaldinho y el Madrid.

Lo dije, no hace mucho tiempo. Si Ronaldinho hace algo, el Barça trasciende, bien o mal, pero trasciende. Es una comparación estúpida, pero es parecido a lo que ocurre en E.T, lo que les pasa, les pasa a ambos.

Contra el Werder Bremen ocurrió y no sólo contra el Bremen, sino contra todos. Cada acción de Ronaldinho es algo grande dentro del partido, las cosas cambian, varian, para bien o para mal. Contra el Chelsea, una genialidad suya, gol de 'GudyGol' . Pero no crean que el Barça es sólo Ronaldinho, no, está Iniesta, está Deco, está Xavi, Puyol, Giuly, 'GudyGol'....pero por encima de todos está Ronaldinho y Etoo. Magia y gol.

El Madrid gana. Ya lo dije, es pura inercia. El Madrid gana por ley. Nunca podrá bajar a segunda, nunca, es imposible, sea el que peor juegue en España, que no es el caso, pero como en otros años con Luxemburgo o ahora con Capello, el Madrid gano aunque Casillas tenga que salvarlos. Han avanzado y ya no están anclados en ese bucle temporal que imaginé....

5 comentarios:

Pablo G. dijo...

el Barça tiene cracks (Ronaldinho, Eto'o y Deco) y también mucha clase medio-alta (Márquez, Xavi, Iniesta, Zambrotta, Puyol.....)

Eduardo Garcia Lopez dijo...

Y todavía tienen que volver hombres com oEto'o o SAvilo, más leña para la máquina.
Lo verdaderamente importante es que el barça ha aguantado el tirón sin los lesionados. Ahora cuando vuelvan todo pinta mejor, o eso parece.

Saludos, E.G.L.

zaragocista dijo...

Ronaldinho = ET???No es mala la comparacion no jaja.


Saludos.

guido dijo...

Para mi dentro de loc cracks se encuentran Ronaldinho y Eto´o. Después en segundo escalon (este lo valoro por rendimiento) estan Iniesta, Márquez y Deco. El Madrid, algun título gana este año.

Anónimo dijo...

Ronaldinho, como lo he dicho una y mil y veces, y jamás me cansaré de decirlo, es el jugador más importante que tiene y tendrá el Barça en su historia. Sólo con el tiempo se verá que lo que le hizo Dinho al equipo va más allá de virguerías sobre el terreno de juego. Este jugador ha inculcado una forma de ser muy diferente al aficionado culé.